Sígueme Twiiter

Búscame en:

Síguenos en Twitter Siguenos en YouTube

Sígueme por Email

Google+ Followers

Translate

Search

Cargando...
Con la tecnología de Blogger.

Visitas

sábado, agosto 03, 2013

¿Paz incapacitada?


Según nuestra concepción biológica-espiritual somos seres brillantes, poseemos una gran capacidad de inteligencia, podemos crear, podemos hacer y deshacer a nuestro antojo, podemos saborear las delicias del bien, pero también podemos incar inescrupulosamente el asedio del mal, sumergiéndonos así en una estrecha  y firme dualidad.

Esta eterna dualidad de pensamiento y acción nos condena a vivir en una desesperante duda que nos impulsa a mentirnos a nosotros mismos amparándonos en falsas justificaciones para poder evadir culpas.

El ser humano tiene todo a su favor, poseemos todas las cualidades mentales y espirituales para vivir en paz, pero nuestra gran duda nos convierte en seres mezquinos, ambiciosos, seres que solo desean un poco de poder para sentirse grandes, seres que siguen y proyectan una férrea línea de destrucción propia y global.

Vivimos peligrosamente apegados a una nefasta dependencia de propiedad. Primero, dividimos al mundo, según su estructura geográfica, en continentes y naciones separadas celosamente por fronteras que restringen la entrada de pueblos foráneos, creando discordia entre sus pueblos, esta es la primera y más contundente desunión entre seres de un mismos mundo que deberían permanecer hermanados.

Cada nación se cree la mejor, de esta forma, aprendemos un errado sentido de amor hacia una patria que debemos defender y proteger de otras naciones que son habitadas por hermanos de nuestra misma concepción humana y espiritual, y todo por seguir lo lineamientos de un líder tan humano como nosotros.

Nuestro sentido de pertenencia es tan grade que necesitamos creer que todo nos pertenece, el lugar donde vivimos, nuestra familia, nuestros hijos, nuestros amigos, etc. Si no damos cabida a la libertad en nuestro mundo interno, mucho menos podemos encontrarla en lo externo. 

Esa dependencia, esa idea de pertenencia nos consume en una maraña de celos, egoísmos, odios... haciéndonos presa de una gran desestabilización emocional. ¿Y nuestra paz?

Si no podemos lograr la paz interna, cómo entonces podemos anhelar la Paz mundial. Si no podemos vernos como iguales cómo podremos lograr una verdadera unión.

¿Será que la paz está incapacitada para formar una vida próspera con nosotros?.

Será que podemos darle cabida al "Despertar de Conciencia" no como una moda sino como tema de una profunda reflexión emocional?.

El mundo pide a gritos el logro del conocimiento emocional de cada uno de sus habitantes, solo así lograremos contrarrestar nuestro límites dándonos la oportunidad de conocer y aprovechar la grandeza de nuestro ser.

Si cada quien se da a la tareas de construir su mejor mundo interior, el exterior nos inundará de bendiciones. Aún podemos conquistar nuestra verdadera libertad.


José Luis Arguinzones

domingo, julio 07, 2013

Ondas vibrantes de amor


Absorto en tu belleza orquesto con fineza el amor que fluye con destreza en mi canto puro que entono con franqueza.

Despierto, contemplo tu andar que tongonea sin cesar el ardiente instinto que me hace delirar. Dormido, me figuro despertar hundido en la humedad profunda de tu delicado manantial.

¿Insinuación del destino o expresión del amor en tono magistral?, lo cierto es que mi pecho palpita como onda sideral y mis ojos orbitan como esquema sublime de placer exponencial.

No observo el peligro como hecho vivencial, más bien divago en la espesura de un discreto sonido sin igual. Me encuentro colgado como péndulo en resistencia, disfruto felizmente de la profundidad de la existencia.

Me diluyo en ilusiones en libre consistencia de emociones, dibujo el umbral de mis temores y lo coloco al acecho del vendaval mezquino de mis pasiones.

Deambulo desprendido en canciones que entonan murmullos, que rozan prisiones, que sienten libres el resonar de corazones. Mi aliento se condensa contento cuando estalla el delirio consumando el intento.

Río a toda hora, encuentro divertido el vaivén del ahora, es grato conversar con el suspiro de la aurora que con color va tiñendo el resplandor que atesora.

Mi parecer carece de atención, no atina mi entendimiento, no opina mi razón, solo siento el burbujear de un querer que estremece hondamente la sensación de mi ser.

Siento con tu existencia, respiro con tu experiencia, me deleito con la elocuencia de tu exquisita presencia. Ya no vivo la ausencia, ahora disfruto el amor en plena facultad de conciencia.

Bendigo el amor que despierta el principio activo que lo consagra y lo alimenta. Bendigo el amor celestial que emana el querer en su instinto natural.


José Luis Arguinzones
miércoles, junio 19, 2013

Conciencia de Alto Nivel


La mente, es esa gran manifestación energética que dirige la evolución, siendo la responsable de todo lo creado y del curso de vida que ha tomado la creación.

La mente se manifiesta en el cerebro humano a través de ondas electromagnéticas que operan por niveles, la mente llega como un todo al cerebro, el cual se encarga de distribuir ese todo en pensamientos, emociones, sentimientos, razonamientos y acciones de acuerdo al número de sinapsis producidas en su interior. La mente es el combustible del cerebro, es su oxígeno.

La mente opera en el cerebro a través de siete niveles de conciencia, también conocidos como cuerpos energéticos o estados de conciencia, los cuales representan nuestro camino evolutivo de acuerdo al aprendizaje adquirido.

Los siete niveles de conciencia se conocen como:

Nivel de Conciencia Primaria o Primitiva.
Es el nivel de conciencia donde estamos ávidos de conocerlo todo, de experimentarlo todo, de querer hacerlo todo, sin tomar en cuenta el por qué de las cosas, podemos reír o sufrir sin cuestionarnos, o sea, vivimos sin tener conciencia del por qué.

Nivel de Conciencia Sensorial.
En este nivel de conciencia las emociones se manifiestan a través de los sentidos, comenzamos a tomar conciencia de nuestros cinco sentidos, además de desarrollar sentidos conductuales, como el sentido de la vida, del amor, de la dependencia, de la orientación, del honor, del bien llamado sentido común, etc. En este nivel aprendemos a tocar los extremos de la conciencia sensorial como el abuso de los sentidos corporales o la represión de los mismos.
Nivel de Conciencia del Cuestionamiento.

En este nivel comenzamos a tener más conciencia de lo que existe, comienza la preocupación por lo que vemos, y más aún lo que no podemos ver, por lo que podemos tocar y lo intangible, por el misterio de la vida y la muerte, en fin, por la existencia misma. En este nivel aprendemos a preocuparnos por el por qué de las cosas, nos cuestionamos nuestros pensamientos, ideas, emociones, sentimientos y acciones, buscamos respuesta a todo sin obtenerla, razón que nos crea confusión, miedo, culpabilidad, irritabilidad, odio, lo que nos hace completamente vulnerables y dependientes. este gran descontrol emocional nos predispone a desarrollar enfermedades de todo tipo ya que nuestras energías descontroladas no consiguen ser canalizadas.

Nivel de Conciencia Superior.
En este nivel de conciencia comenzamos a percibir los primeros destellos de conocimientos como fruto o consecuencia de la sobrevivencia que manifestamos en el caos del tercer nivel de conciencia. En este nivel comenzamos a recibir respuestas satisfactorias a nuestro cuestionamientos, lo que nos permite rodearnos de una atmósfera de paz interna, de un cierto sosiego emocional.

Una de las características emocionales más resaltantes es la duda, casi nunca estamos seguros de algo porque desconfiamos de nosotros mismos, podríamos estar inmersos en el proceso del cuarto nivel de conciencia, pero la duda nos mantendría atados al tercer nivel.

En este nivel de conciencia comenzamos a tener mejor comprensión de los conceptos de vida erróneamente aprendidos con anterioridad, estableciendo así nuestra propia personalidad, la que nos corresponde, la que nos hace sentir confianza y seguridad en nosotros mismos.

Este es quizás el nivel de conciencia más importante ya que es el filtro energético-mental entre los niveles superiores de conciencia y los inferiores, es aquí donde decidimos si avanzamos en la evolución mental o si por duda, miedo o comodidad nos quedamos atrapados en la confusión mental de los niveles inferiores.

Nivel de Conciencia del Alma.
Este nivel de conciencia es el resultado final del trabajo emocional, es el compendio de aprendizajes ganados traducidos en sabiduría de vida. aquí conseguimos una atmósfera de serenidad, equilibrio y seguridad.

Nivel de Conciencia del Espíritu o Gradual.
Antes de llegar al último nivel de conciencia nos sometemos a un nivel intermedio que evalúa nuestra conducta emocional aprendida y nos prepara para entrar al séptimo nivel de conciencia en forma gradual calibrando la energía emocional hasta alcanzar el grado más idóneo de conciencia sutil que permita la unión con nuestro nivel más puro de conciencia.

Nivel de Conciencia de la Esencia o Esencial.
Este es nuestro nivel de conciencia más puro, nuestro último escalón evolutivo de conciencia emocional, donde logramos unir nuestra conciencia terrenal con los primeros niveles de conciencia espiritual.

Este nivel de conciencia es amoroso, cuidador, protector y maternal, siempre hace presencia en nuestras vidas en los momentos más críticos para darnos claridad de entendimiento y de acción, aunque muchas veces por falta de confianza rechazamos su ofrecimiento.

Cuán importante es conocernos internamente, que gran despliegue de conocimientos poseemos en nuestro interior queriendo ser reconocidos y puesto en práctica en la realidad que manejamos.

Atrévete a descubrir la inmensidad mental de tu propio mundo, deja los miedos, libera tus límites y entra en la maravilla natural con la plena conciencia de la grandeza de tu ser.



José Luis Arguinzones



viernes, mayo 10, 2013

Errónea manipulación


¿Solo por ser una persona que quiere conservar la paz espiritual debo dejarme manipular por otros como una marioneta?.

Existen muchas maneras de actuar en un caso como este y la violencia no es la más idónea, actuar por impulso, cegado por la rabia, solo agrava el problema, las emociones enardecidas crearían un gran caos con un desenlace poco favorable que desencadenaría un gran arrepentimiento.

La rabia y el orgullo, alimentados por el miedo, hacen que nuestras emociones desequilibradas actúen por instinto animal abandonando por completo el criterio que dicta la conciencia. Actuando de esta forma cambiamos y confundimos constantemente las directrices de lo que conocemos como " destino" al mantenerlo en el plano del desconocimiento emocional.

Nadie tiene el derecho de manipular nuestra vida a menos que se lo permitamos, debemos vivir bajo nuestras propias normas y criterios a nivel personal y tratar de encajar nuestra personalidad dentro de la sociedad en que vivimos, somos seres sociales, no es aconsejable apartarse de la sociedad solo por pensar y actuar diferente, como tampoco es aconsejable imponer nuestra forma de ser porque creemos tener la verdad única. Dentro de la sociedad se debe respetar las diferentes formas de pensar y actuar aunque nos estemos de acuerdo.

Lamentablemente, cada nación del mundo debe ser gobernada por un líder, es parte de la cultura que nos enseñaron a creer y aceptar, nuestra vida gira en torno a las decisiones que tome ese líder, sin embargo no debemos caer nunca en el juego de la manipulación.

Nuestro desconocimiento emocional nos ha llevado a desarrollar un extraño fanatismo enfermizo que nos ha hecho depender completamente de un líder, hemos minimizado fuertemente nuestro criterio de conciencia y lo hemos entregado a una persona y a una idea que no es nuestra, hemos sido cegados, manipulados, anulados solo porque permitimos ser sus fichas de juego.

Definitivamente, aceptar la manipulación atenta contra nuestro valor como persona y coarta el valor que tenemos como parte del proceso de la Creación.

La controversial vivencia que hemos padecido desde hace algunos años llegó a nosotros para traernos una enseñanza personal y colectiva, fijémonos en los detalles y tratemos de aprender lo más que podamos de ella, hagamos vibrar nuestros sentidos y percibamos esa enseñanza aunque el camino recorrido para llegar a ella no haya sido de nuestro agrado.

Tal vez no podamos cambiar la cultura de cada nación de ser regida por un líder, pero sí podemos estar conscientes que por ser parte de una nación tenemos el derecho de cambiar su realidad cuando ésta va en detrimento de nuestro intereses colectivo.

Utilicemos nuestro criterio de conciencia y evitemos ser manipulados. Pensemos como nación y actuemos como unidad.


José Luis Arguinzones   

  
miércoles, abril 03, 2013

Decisión tomada


Porqué se nos hace tan difícil tomar decisiones?
Estamos tan enredados entre los conceptos del bien y del mal que nos cuesta tomar decisiones ya que todos queremos que sea la decisión correcta, pero nuestro miedo a obrar mal nos confunde y nos coloca en un eterno dilema, un dilema que afecta nuestro raciocinio y nuestra conciencia.

Ese eterno miedo a fallar nos coloca en desventaja ya que nos limita nuestro criterio y nuestro libre albedrío. Existen personas que se aterran cada vez que deben tomar una decisión y por sentirse disminuidos para tal logro deciden comentar el problema a otros que puedan indicarle el camino a elegir, camino este que muchas veces representa más confusión.

El miedo a fallar nos impulsa a depender de otros, por eso es bueno tomar conciencia de que el que se acostumbra a depender se vuelve un ser manejado, influenciado, limitado, atrapado, permitiendo sentir dominio y abuso, en algunos casos, a la persona de la cual dependen.

Concienticen esto: No somos seres débiles, por lo tanto no debemos permitir ser programados, ni manejados, ni minimizados, ni cercenados mentalmente, por el contrario, somos seres con plena y clara capacidad de confiar y valernos por nosotros mismos, aprovechemos esa capacidad y ejerzamos nuestro valor, nuestra vida nos pertenece no la entreguemos con facilidad a otros porque perdemos identidad, perdemos personalidad.

Lo más importante en la vida es la intención con la que se actúa, para nosotros la verdad siempre será relativa porque cada quien se desenvuelve en una realidad distinta, por lo tanto el bien y el mal será eternamente relativo ya que está sujeto al criterio de cada quien. Cuántas veces creemos hacer el bien, porque es nuestra intención, y la persona objeto de ese bien, lo reprocha o le parece insuficiente; cuántas veces nuestra intención es hacer el mal y terminamos ayudando positivamente a la persona objeto de ese mal.

Démonos entonces un voto de confianza, estudiemos el caso y confiemos en nuestro criterio, sujetemos las riendas de nuestra vida y tomemos nuestras propias decisiones, confiemos en nuestra sincera intención.


José Luis Arguinzones


domingo, marzo 03, 2013

Mundo de ilusión


Muchas veces contamos historias que no forman parte de nuestra realidad actual pero sí de nuestra realidad ilusoria, la ilusión juega un papel muy importante en nuestra vida, ella nos da los acordes necesarios para poder enfrentar la verdadera realidad.

Siempre jugamos con la ilusión cuando queremos ser y vernos diferentes, cuando queremos tener dinero en abundancia, cuando anhelamos algún bien sin poseer los recursos monetarios necesarios, cuando queremos tener a nuestro lado la pareja ideal, cuando vivimos situaciones fuertes o desagradables y nos recreamos en la posibilidad contraria como una esperanza, en fin, coqueteamos con la ilusión cuando queremos cambiar algún aspecto de la realidad que vivimos o cuando queremos vivir o conocer situaciones que nuestra realidad no nos provee o son inalcanzables a nuestro entender.

Cuando disfrutamos de la ilusión nos sentimos tan bien porque nos extasiamos en la atmósfera de la paz, en el término de lo posible, en la completa sensación de libertad. Siempre nos manejamos en dos mundos, el mundo real y el mundo mágico, existen personas que creen apartar de sus vidas el mundo mágico concentrándose solo en la realidad, pero para lograr esto tendríamos que omitir las emociones cosa que es imposible de hacer, podemos formarnos una barrera anti emoción pero al desmoronarse ésta descubrimos tristemente que las emociones están ahí, intactas, no podemos deshacernos de lo que somos, nosotros somos cien por ciento  emociones.

Algunas personas, por el contrario, tienden a vivir más tiempo en la ilusión que en la realidad, esas personas corren un riesgo sumamente alto porque la mente puede confundirse y anclarse en la ilusión, lo que los alejaría cruelmente de la realidad, quedando atrapados en un mundo mágico donde no hay evolución porque no es el mundo real con el cual debemos aprender aquí  en la Tierra.

Es importante que vivamos y disfrutemos de estos dos mundos paralelos en forma equilibrada, ambos son complementos, ambos son necesarios. La realidad nos hace aprender la vida en detalles pero es la ilusión la que nos contacta con nuestra esencia, con nuestro verdadero ser, es por medio del mundo mágico que conocemos y proyectamos la luz. Es el mundo de la ilusión el que nos brinda la posibilidad de reencontrarnos con el Amor.

Recuerden ambos mundos son necesarios, vivamos la realidad y disfrutemos el mundo mágico de la ilusión. Captemos y aceptemos el amor que nos brinda la ilusión y proyectémoslo en nuestra realidad.


José Luis Arguinzones

martes, febrero 19, 2013

Leer en Corto 30



Demostremos que somos seres conscientemente inteligentes, no dependamos de otros, no permitamos que nos manipulen, asumamos nuestra responsabilidad en la vida, afrontemos nuestros errores y aceptemos las consecuencias de ellos.


José Luis Arguinzones