Sígueme Twiiter

Búscame en:

Síguenos en Twitter Siguenos en YouTube

Sígueme por Email

Google+ Followers

Translate

Con la tecnología de Blogger.

Visitas

miércoles, junio 19, 2013

Conciencia de Alto Nivel


La mente, es esa gran manifestación energética que dirige la evolución, siendo la responsable de todo lo creado y del curso de vida que ha tomado la creación.

La mente se manifiesta en el cerebro humano a través de ondas electromagnéticas que operan por niveles, la mente llega como un todo al cerebro, el cual se encarga de distribuir ese todo en pensamientos, emociones, sentimientos, razonamientos y acciones de acuerdo al número de sinapsis producidas en su interior. La mente es el combustible del cerebro, es su oxígeno.

La mente opera en el cerebro a través de siete niveles de conciencia, también conocidos como cuerpos energéticos o estados de conciencia, los cuales representan nuestro camino evolutivo de acuerdo al aprendizaje adquirido.

Los siete niveles de conciencia se conocen como:

Nivel de Conciencia Primaria o Primitiva.
Es el nivel de conciencia donde estamos ávidos de conocerlo todo, de experimentarlo todo, de querer hacerlo todo, sin tomar en cuenta el por qué de las cosas, podemos reír o sufrir sin cuestionarnos, o sea, vivimos sin tener conciencia del por qué.

Nivel de Conciencia Sensorial.
En este nivel de conciencia las emociones se manifiestan a través de los sentidos, comenzamos a tomar conciencia de nuestros cinco sentidos, además de desarrollar sentidos conductuales, como el sentido de la vida, del amor, de la dependencia, de la orientación, del honor, del bien llamado sentido común, etc. En este nivel aprendemos a tocar los extremos de la conciencia sensorial como el abuso de los sentidos corporales o la represión de los mismos.
Nivel de Conciencia del Cuestionamiento.

En este nivel comenzamos a tener más conciencia de lo que existe, comienza la preocupación por lo que vemos, y más aún lo que no podemos ver, por lo que podemos tocar y lo intangible, por el misterio de la vida y la muerte, en fin, por la existencia misma. En este nivel aprendemos a preocuparnos por el por qué de las cosas, nos cuestionamos nuestros pensamientos, ideas, emociones, sentimientos y acciones, buscamos respuesta a todo sin obtenerla, razón que nos crea confusión, miedo, culpabilidad, irritabilidad, odio, lo que nos hace completamente vulnerables y dependientes. este gran descontrol emocional nos predispone a desarrollar enfermedades de todo tipo ya que nuestras energías descontroladas no consiguen ser canalizadas.

Nivel de Conciencia Superior.
En este nivel de conciencia comenzamos a percibir los primeros destellos de conocimientos como fruto o consecuencia de la sobrevivencia que manifestamos en el caos del tercer nivel de conciencia. En este nivel comenzamos a recibir respuestas satisfactorias a nuestro cuestionamientos, lo que nos permite rodearnos de una atmósfera de paz interna, de un cierto sosiego emocional.

Una de las características emocionales más resaltantes es la duda, casi nunca estamos seguros de algo porque desconfiamos de nosotros mismos, podríamos estar inmersos en el proceso del cuarto nivel de conciencia, pero la duda nos mantendría atados al tercer nivel.

En este nivel de conciencia comenzamos a tener mejor comprensión de los conceptos de vida erróneamente aprendidos con anterioridad, estableciendo así nuestra propia personalidad, la que nos corresponde, la que nos hace sentir confianza y seguridad en nosotros mismos.

Este es quizás el nivel de conciencia más importante ya que es el filtro energético-mental entre los niveles superiores de conciencia y los inferiores, es aquí donde decidimos si avanzamos en la evolución mental o si por duda, miedo o comodidad nos quedamos atrapados en la confusión mental de los niveles inferiores.

Nivel de Conciencia del Alma.
Este nivel de conciencia es el resultado final del trabajo emocional, es el compendio de aprendizajes ganados traducidos en sabiduría de vida. aquí conseguimos una atmósfera de serenidad, equilibrio y seguridad.

Nivel de Conciencia del Espíritu o Gradual.
Antes de llegar al último nivel de conciencia nos sometemos a un nivel intermedio que evalúa nuestra conducta emocional aprendida y nos prepara para entrar al séptimo nivel de conciencia en forma gradual calibrando la energía emocional hasta alcanzar el grado más idóneo de conciencia sutil que permita la unión con nuestro nivel más puro de conciencia.

Nivel de Conciencia de la Esencia o Esencial.
Este es nuestro nivel de conciencia más puro, nuestro último escalón evolutivo de conciencia emocional, donde logramos unir nuestra conciencia terrenal con los primeros niveles de conciencia espiritual.

Este nivel de conciencia es amoroso, cuidador, protector y maternal, siempre hace presencia en nuestras vidas en los momentos más críticos para darnos claridad de entendimiento y de acción, aunque muchas veces por falta de confianza rechazamos su ofrecimiento.

Cuán importante es conocernos internamente, que gran despliegue de conocimientos poseemos en nuestro interior queriendo ser reconocidos y puesto en práctica en la realidad que manejamos.

Atrévete a descubrir la inmensidad mental de tu propio mundo, deja los miedos, libera tus límites y entra en la maravilla natural con la plena conciencia de la grandeza de tu ser.



José Luis Arguinzones



4 comentarios:

Silema Mouledous dijo...

Gracias por ser y existir, siempre tienes una pluma guiada por el Universo. Bendiciones de luz y amor. Silema.

Anónimo dijo...

Cuando alcancemos ese último nivel, estaremos en condiciones de distinguir lo verdadero de lo puramente ilusorio
Te saluda: Antelmo

José Luis Arguinzones dijo...

Gracias preciosa, tus palabras son suaves, delicadas y con profundo sentimiento de amor. Gracias por regalarme la belleza de tu alma, eres mi ángel altamente preciado.
Besos mi bella. Jose Luis

José Luis Arguinzones dijo...

Así es Antelmo, sería intresantísimo poder alcanzar ese último nivel de conciencia emocional y tener la oportunidad de sentir y desplegar todo ese conocimiento desde la más absoluta humildad. Somos grandes en conciencia.
Saludos hermano. Fuerte abrazo.
José Luis